Del primer hijo se lo espera todo. Todas y cada una de las fantasías y las expectativas de un padre y una madre se depositan sobre el primogénito. El hijo mayor debe ser médico, abogado o contador. O todo junto. Debe ser un alumno ejemplar, con medalla de oro hasta en Comportamiento en los Recreos. Si es varón debe voltearse a todas las minas, y si es nena debe llegar virgen al segundo matrimonio.

3 comentarios cómplices:

Diego dijo...

jaja al 2do matrimonioooo!!!!

Frases Robadas dijo...

Le robé la frase solo por eso. ;)
Lacanna es un capo.

Florcha dijo...

JAJAJA, GARRON SER LA MAYOR (MI CASO)