Hay gente que va por la vida haciendo las cosas como le parece en el momento, sin ningún orden ni control, dejando su suerte en manos del destino. Ese tipo de gente es la que termina en Carlos Paz viendo el show de Ricardo Fort o comiendo pizza con ananá, sin saber por qué.

6 comentarios cómplices:

Ramiro dijo...

No sé qué me da más asco, si la pizza con ananá o Ricardo Fort...

malena dijo...

Jajaja, muy bueno, qué depresión.

puma dijo...

carlos paz ya es una mierda sin ricardo fort, que necesidad habia de terminar de cagarla?

lau dijo...

jajaja
adhiero al primer comentario xD

Ale dijo...

Hoy escuché que Ricardo Fort estaba en Mar del Plata y no en Carlos Paz, así que le erré. Igual no deja de ser la misma bosta y la gente no deja de estar equivocada.

Marcelo Cafferata dijo...

Es el típico momento donde uno se pregunta "Y cómo es que yo terminé acá?".
No es que uno a veces deje todo librado al azar, sólo que no se pudo un buen "NO" a tiempo.
Saludos!