La razón no importa nunca. Lo que importa es el deseo de quererse ¿o no?

1 comentarios cómplices:

reina dijo...

Cuando se quiere no hay razones... las razones son la que terminan con al amor...