La cuerda cortada puede volver a anudarse,
vuelve a aguantar, pero
está cortada.

3 comentarios cómplices:

Jonessy James dijo...

nuestra bella siberiana es una productora compulsiva de frases brillantes, perfectas, y rebosantes de belleza.

buena selección, felicitable.

La lectora dijo...

y... sí.
cortadísima.

reina dijo...

Yo sabía una parecida...
Cuando una taza se rompe, podés pegar hasta el último de sus pedazos, pero la rotura se ve... la marca siempre queda para que no nos olvidemos lo que sucedió...