Me odio cuando subo al colectivo y me doy cuenta –gracias a los sucesivos gritos de los pasajeros- que el timbre no funciona. No hay nada peor que tener que gritarle “¡parada!” al colectivero.

2 comentarios cómplices:

Los amigos del duende dijo...

Ademas es sumamente sexual! .... me imagino que el colectivero se lo debe gritar a la mujer en la cama... para avisarle! jejeje

LoreVero dijo...

jajajajaja..tal cual...
Yo ya no lo digo mas...me paso que estaba el colectivo abarrotado de gente, yo me acerque junto al chofer para bajar(estaba mas cerca de la puerta delantera)...y como si nada le digo: PARADA, por favor...
-"DESDE QUE SUBISTE"..(me respondio el sr conductor)...
Juro que entre su respuesta y la risa general(porq se percato de usr un tono de voz que sea "escuchable" en TOdooooo el colectivo) si esa puerta no se abria en milesimas de segundos, la atravesaba!!!...
Asi que ahora es cuasi un gran problema tomar un colectivo, es uno de los pocos momentos que rezo..para que el timbre funcione, jajajajajajj!!!!!!