No imaginé que este momento finalmente llegaría: bajé al chino en piyamas.

2 comentarios cómplices:

fue una suerte... dijo...

jjaaj muy bueno

Lucy in the sky. dijo...

Yo le abrí al censista en piyama. Estamos en la misma.