No te quedes inmóvil
al borde del camino

1 comentarios cómplices:

Fernanda dijo...

No te salves... ¿Benedetti? es Dios.