Cada persona que pasó por mi vida dejó su marca. 

Los encuentros, esos pequeños hallazgos de personas con la capacidad de conmovernos, de hacernos más felices, de moldear lo que éramos hasta ese momento, son pequeños milagros que viajan hasta nuestra ventana desde ese lugar sin nombre en el que se almacenan las concesiones que la vida nos tiene preparadas.


2 comentarios cómplices:

Little M. dijo...

Que bonito texto ♥ :)
Me encanta el blog
¡Ya soy seguidora ^.^!
un beso

Lu Delimonymiel dijo...

Que gran verdad! Que bueno cuando se suceden esos encuentros y surgen esos sentimientos! Muy lindo blog! bsos!