Reflexión post Pascuas

¡Espabílence! ¡La comida es para disfrutar! ¿Qué tanto andar leyendo todos los paquetitos a ver cuántas calorías tiene? ¡Es obvio que ese alfajor triple de chocolate, bañado en chocolate y con pepitos de chocolate engorda! ¿Qué pensaban, que por un milagro de la naturaleza ese, justo ese, tenía -3 kcal?

2 comentarios cómplices:

Mañosa dijo...

Una genialidad.

Y si, a veces hay que dejarse de joder las pelotas y comer por puro placer. ¡A la mierda las calorías!

carmesiconlila dijo...

de vez en cuando no es dañino, salir de lo mismo