Fui condenada al Off! desde mi más tierna infancia y al Nopucid desde que tuve tres pelos locos, es por eso que el olor a citronella me provoca más recuerdos infantiles que el olor a sopa de verduras con fideos munición que hacía mi abuela.


2 comentarios cómplices:

Anónimo dijo...

Me encanto!!.Aunque hay una cierta tristeza en esa frase...

Petardo Contreras dijo...

Esta chica es grosa, hay que seguirla!