Cuántas primaveras y veranos pasamos enhebrando ilusiones y descosiendo fracasos.

2 comentarios cómplices:

Ciudad Paranoia dijo...

Me encanta ese blog, y este también, por supuesto.


besos

fea dijo...

Cuantas primaveras y cuantos veranos pasamos cos/ciendo papas fritas y añadiendo kilos…

Sirve igual?