"Así que ¿a qué jugamos? ¿Qué es esto? ¿Qué es esto de indignarse, de enojarse y de sorprenderse? Lo dice un Senador de la Nación, y es un piola. Lo dice Maradona, y aparece todo el racismo, todo el desprecio por los pobres, aparecen los de siempre, los muchachos de siempre, a indignarse: ¡oh, la cultura! ¡Nuestro embajador! ¿Qué embajador? Es Diego Maradona, viejo. Los que tienen que ser cultos son ustedes, no él. Él tiene que dirigir la Selección de Fútbol, y si lo eligieron a él, bueno, es ése, y no Pancho Ibáñez.

1 comentarios cómplices:

MONA dijo...

Yo también lo banco a Maradona. Porque lo expusieron en todos los medios. Pero cuando Reuteman dice "que se metan la candidatura en el culo" o cuando De Narvaez asegura que "Me agradecen haberle roto el culo a los pingüinos", no sale la prensa libre a dar cátedras del buen hablar!!!
¡¡¡Hipócritas!!!
Tampoco los medios registraron que la la Iglesia Católica no se expidió condenando los abusos sexuales a niños del pedófilo cura Julio César Grassi, quien está condenado a 15 años de prisión, aunque aún permanece en libertad.
Ni recuerda el teatralizado orgasmo de Moria Casan frente a Hebe de Bonafini, que reprodujo la TV... ni las obsenidades diarias de Tinelli, ni las promociones de mensajitos de texto en la TV para obtener mensajes "calientes"...
Bien dice Dolina: "La indignación burguesa que sucedió al exabrupto de Maradona fue totalmente patética y asqueante".
Saludos