Grito amor en el desfiladero y el eco se burla y me remeda. Grito en la ciudad y las paredes
me responden con la burla peor de su silencio.

3 comentarios cómplices:

Los amigos del duende dijo...

hubiese sido TREMENDO si una de las paredes le hablaba!

Lucas dijo...

Las paredes oyen
en silencio,
todo lo que nos sucede
hasta el día en que el tiempo
acabe y se lleve
todos los recuerdos.

La lectora dijo...

vos decís que si gritás en la ciudad la respuesta es el silencio?
en qué parte de la ciudad encontraste silencio???


jajajajajaja.


saludos de la lectora, que a pesar de esa última risita, hoy está tristísima.

http://lalectoraenlaciudad.blogspot.com/2010/06/la-lectora-tristisima.html