Tan equivocado no estoy, si digo que la bebida y el matrimonio son males iguales, después de todo, ambos están prohibidos para los menores de 18 años.


1 comentarios cómplices:

A robot from 1984 dijo...

genial. muy buen gusto para robar frases (?)