Hay hombres o mujeres que nos gustan sin saber porqué, sin embargo tienen algo que nos atrae irresistiblemente. Es posible que al lado haya un hombre o una mujer que objetivamente son más lindos, sin embargo a nosotros nos gusta ese. Y mucho. Quizás porque nos hace a acordar a alguien, o porque nos gusta escucharlo hablar, o porque nos atrae un gesto, sus ideales, su arte o lo que sea.
Esto pasa en la vida constantemente, y es el gran misterio de que nos guste una persona y no nos guste otra.

3 comentarios cómplices:

Lila Biscia o Lilus bla bla dijo...

uno en un millón, no?
que lindo es encontrarlo...

besos

Olmo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olmo dijo...

i'm back baby ;)